4 formas de combinar el terciopelo y no parecer un peluche

Si te soy sincera nunca me ha gustado el terciopelo. Es una tela que me ha parecido, desde siempre, de sofá o de cortina de la familia Addams.

Pero los gustos cambian, la forma de vestir también, y las tendencias o las nuevas formas de combinar prendas hacen que veas telas o estampados de forma diferente.

Sé que de primeras puede parecer cargante y difícil de combinar, pero para nada. Las reglas para llevar terciopelo son pocas y fáciles:

  • Debes usarlo solo en meses fríos. Evidente ¿no? A ver quién se coloca algo de terciopelo en pleno agosto en Ibiza.
  • Los mejores colores son los oscuros. No uses rosa o amarillo. En el primer caso parecerás un oso de peluche, de esos que se ponen en la cama. Y en el segundo lugar pueden confundirte con un anunciante de pollo frito.
  • Si vas a usar prendas sueltas, faldas o pantalones, combina estos con prendas simples y sencillas arriba.

Y dicha las tres reglas de oro, que supongo imaginabas, voy a darte varias ideas para que sepas combinarlo. No es una tela que deba darte miedo. Es más, si te atreves con ella, serás la reina de la fiesta en cada evento, te lo aseguro.

Terciopelo para una boda

¿Quién te iba a decir a ti que tu querida amiga se iba a casar en pleno diciembre? Con lo que te gusta a ti una boda en julio.

Y es que en verano es mucho más fácil pensar en el look. Hace calor seguro, no va a llover (salvo que tengas muy mala suerte), y hay mil vestidos para elegir.

En invierno la cosa cambia. Puede llover, seguro que hace frío y la cantidad de prendas se reduce a la mitad. No porque no haya, sino porque elegir un vestido de fiesta en meses invernales te limita por gustos.

Y para eso está el terciopelo.

Probablemente no sea una tela que lleve mucha gente, ya por ahí ganas porque serás más original. ¡Piénsalo!

Aunque no lo parezca, la caída rotunda de esta tela unida a esa especie de brillo que desprende, favorece mucho al cuerpo y a la cara. Y además irás calentita. Yo lo veo claro la verdad, no sé tú qué piensas.

  • Hemos quedado en que es mejor optar por colores oscuros, así que te propongo un color granate, burdeos… rojo incluso, para que empieces ya destacando con el color. El vestido de manga larga, por supuesto, y con algo como una raja, un vuelo, o un fruncido para que no necesites nada más sobre él. 
  • Personalmente, los zapatos también los llevaría de terciopelo creando un total look. Tanto la tela como el color son un tanto peculiares, así que mejor no mezclar con otros. 
  • Con el bolso no te compliques, una cartera de mano sería lo ideal. En rojo si quieres mantener el look monocromático o en negro si quieres romper un poco el color. Cualquiera de los dos es una opción acertada.
  • Y tampoco te marees mucho con los complementos. Al terciopelo le pasa como a las lentejuelas. Hablan por sí solas, así que no agobies mucho este vestido. Si tienes un buen escote, una cadenita dorada para lucir el pecho y nada más.
combinar terciopelo

Estoy segura que este look en una boda causará furor. Y además, es un vestido que puedes reutilizar luego para una cena de Nochebuena, por ejemplo.

Para una fiesta en Navidad

Si lo que tienes a la vista es la cena de Navidad, pues terciopelo al canto. ¿Qué mejor para una cena en familia el día de Nochebuena?

Con el terciopelo creas un look muy invernal, y reconoce que es una tela que otorga categoría a quien la lleva. Es como muy de la realeza ¿verdad? Y no es que yo peque de monárquica, pero ese rollo fiesta en palacio tiene que molar bastante.

Bueno, entonces habíamos quedado en que una buena opción para Navidad es el calorcito del terciopelo. Es más, estoy pensando que lo mejor es algo con lo que no tengas que comerte mucho la cabeza.

Es un día de mucho ajetreo, de preparar comidas, de ir a la pelu, y de batallar con los niños, si los tienes. Vamos que lo que menos necesitas es perder dos horas en vestirte.

Y para eso yo tengo la solución.

  • Un mono. Sí, un mono, que además de ser muy monos (iba a hacer un chiste pero mejor lo dejamos) nos quitan, de un plumazo, el estrés de la combinación. Es una pieza y por tanto, ya estás vestida. Así de fácil.
  • Un mono necesita un zapato alto, y si te vas luego de fiesta te recomiendo que te pongas uno con plataforma. Al outfit le sienta mucho mejor que un tacón fino y tú irás mucho más cómoda.
  • Para el momento de salir a la calle, con el frío navideño, necesitarás un abrigo. El pelo casa muy bien con el terciopelo. Ahí lo dejo. Pero hazme un favor, que no sea pelo natural porfi. Los animalitos necesitan su pelo, así que pelo de mentirillija, ¿ok?
como combinar terciopelo

Para este tipo de looks me gusta el pelo recogido, y mira que yo soy pro pelo suelto, pero le dan más categoría si cabe al atuendo. En mi humilde opinión claro.

Estas navidades triunfas tú más que el pavo, te lo digo yo.

Terciopelo para ir a trabajar

Algunas veces tienes reuniones importantes pero no por placer, sino por negocios. Si eres una chica que tiene un trabajo en el que a veces tienes reuniones importantes, comidas con jefazos y cosas por el estilo, sabrás de lo que hablo.

Esos momentos, incómodos a veces, en los que tienes que ir elegante y formal, pero no parecer que vas de fiesta de fin de año.

Eso lo soluciona una chaqueta de terciopelo. Te aporta sencillez pero una total elegancia. Vamos, lo que estamos buscando para una situación así. Y es que en este tipo de ocasiones hay que tener en cuenta que debes ir con una vestimenta adecuada al horario, a que estás trabajando pero bien presentada, como diría una abuela.

  • La chaqueta es la prenda perfecta para ir sofisticada pero sin llamar demasiado la atención. Una en color azul es perfecta porque sigue teniendo la elegancia de un color oscuro, pero no es tan “triste” como el negro.
  • Como la cosa es de trabajo, para la parte de abajo lo mejor es un vaquero. Y si la chaqueta es larga busca uno que sea ajustadito. Es una forma de ser femenina pero tapando ciertas zonas que para el trabajo no es muy acorde llevar apretadas y a la vista. Sobre todo si es una reunión claro.
  • El tacón que no falte. Puedes llevarlo en botas altas, botines o sandalias, pero que sea tacón. Es lo que mejor le casa al terciopelo.
  • Si la chaqueta o blazer lo permite, añade un cinturón ancho que le va a dar un toque espectacular al conjunto.

chaqueta de terciopelo

Si la chaqueta en sí te tapa bien y es bastante cerrada, yo no pondría nada debajo que se viera. Para mí así llevas un pedazo de look. En caso de que se vea mucha piel, añade cualquier prenda básica y listo.

Terciopelo para salir

Un sábado de enero cualquiera, gris y ventoso, suena el teléfono. Tu amiga te necesita para salir esta noche y no le vale un no como respuesta. Tú no tienes ni chispita de ganas pero… ¿cuántas veces ha salido ella por ti? Ahora te toca devolverle el favor. Esto es así, no hay otra.

Pero lo malo es que salir de la mantita para ponerse un vestidito y helarse de frío no es muy buen plan.

Pero para eso se creó el terciopelo.

Para que tú salgas una noche en la que está helando y vayas monísima sin pillar un catarro.

Y me da a mí que este conjunto te va a gustar tanto que vas a ser tú la que llames este finde a tu amiga para salir. Y si no al tiempo.

  • Hemos quedado en que hace frío, así que un body de terciopelo va a ser lo ideal para que vayas rompedora pero calentita. Estas prendas se ciñen al cuerpo y, además de dar calor, realzan mucho el busto y la figura. Este en color claro me parece precioso para combinar.
  • Con una falda, también muy invernal de cuadritos en blanca y negra. Me parece que crean un conjunto de lo más ideal para una noche de frío en invierno. Porque no dejas de ir elegante y monísima, pero calentita.
  • Puedes terminar el look con botas altas o botines. Cualquiera de ellos va a quedar bien con este tipo de faldas. Pero personalmente prefiero los botines porque dejan más pierna descubierta y estilizan más.

combinar falda terciopelo

Si hace mucho frío y vas andando al lugar de reunión usa un abrigo negro, a la altura de la falda, para completar el look y para ir aún más abrigada.

Y vale sí, aunque en invierno se está muy bien con Netflix o HBO y un cuenco de palomitas, también se está muy bien tomando una copa con amigos y desestresando un poco del ajetreo de la semana. Y ya con un outfit como este no te digo nada.

Por cierto, recuerda llevar medias. A ver si ahora vas a ir muy agusto por arriba y se te van a congelar los pelos de las piernas.

Consejos para limpiar el terciopelo

Después de haberte descubierto el maravilloso mundo del terciopelo y sus combinaciones quiero que sepas algo más. Es una tela difícil de cuidar y mantener. Bueno a ver, difícil no, pero no puedes meterla en la lavadora ni ponerla a remojo. Pero obviamente se ensucia igual así que lo mejor es que tengas en cuenta:

  • Que lo mejor es llevar la prenda a un establecimiento especializado donde procederán con una limpieza química en seco. 
  • Si quieres hacerlo tú, cepilla de forma suave la prenda mientras que está colocada en una superficie plana.
  • Con una esponja mojada (no empapada) de alcohol, pásala suavemente por el terciopelo siempre siguiendo la dirección del hilo.
  • Cuando esté limpia, si quieres plancharla, hazlo al vapor situando la fuente del vapor a una distancia no inferior a 10 cm. 
  • Nunca la pongas al sol ni al calor excesivo.

Y con esto tendrás terciopelo para rato. ¿O eso es con la pana? Bueno sea como sea, si la cuidas bien, tendrás varias temporadas tu ropa intacta.

Deja un comentario